NUTRICIÓN Y OBESIDAD

En la Clínica Dra. García contamos con un equipo de nutricionistas en Sevilla especializado en realizar tratamientos personalizados de sobrepeso y obesidad con el fin de abordar, no solo un simple problema estético, sino un serio problema de salud. Con la dieta que ofrecemos, conseguirás mejorar la hipertensión, la diabetes, los dolores articulares y el síndrome metabólico.

Durante la dieta se reduce al mínimo los hidratos de carbono, al tiempo que se mantiene un aporte elevado de proteínas de alto valor biológico.

Este método que realizamos en nuestra clínica de adelgazamiento en Sevilla tiene varias ventajas:

  • No cansa al organismo.
  • No deprime la masa muscular.
  • Se practica sobre un tiempo limitado.
  • Las dificultades son más fáciles de sobrellevar.
  • No implica efecto rebote (por poco que se acepte cambiar -si procede- las malas prácticas alimentarias).
  • No causa tampoco disminución del tono vital, al contrario, el paciente se siente tonificado, infatigable, e incluso eufórico, y todo ello sin la intervención de ningún medicamento.

El principio mismo de éste método es perceptible por las ventajas, como así nos lo confirman regularmente los pacientes, quienes afirman que, gracias a él, perdieron todos sus kilos sobrantes.

Basta con tener voluntad, el resultado está al final de tu esfuerzo.

DIETA ADAPTADA A NUESTRO RITMO DE VIDA DIARIO

A CONTINUACIÓN, REALIZAMOS UN ESTUDIO EXHAUSTIVO DE LA ALIMENTACIÓN CON SUS BASES CIENTÍFICAS.

La base de la alimentación

No hablamos de dieta, sino de estilo de vida. Aunque algunos lo consideran un tipo de alimentación restrictiva, hay que considerarlo como un patrón de alimentación que puede ser negativo o positivo, dependiendo de la calidad, cantidad y de la composición de los alimentos ingeridos.

Con la alimentación diaria hemos de aportar la energía suficiente para mantener nuestro metabolismo basal y el desarrollo de las actividades diarias.

El exceso de energía ingerida que no gastamos se acumula en forma de grasa en los adipocitos. El resultado no sólo es engordar, sino también envejecer.

Vivimos en un ambiente obesogénico: vida sedentaria, estrés emocional, fiestas gastronómicas, siempre hay algo que celebrar y con comida!!!

Consumimos muchas calorías vacías: azúcares añadidos en productos procesados, alcohol, bebidas con gas, bebidas edulcoradas… todo esto engorda, nos acidifican, nos inflaman…En definitiva nos envejecen.

¿Qué debemos eliminar de la dieta?
  1. El problema no son los hidratos de carbono, sino el tipo y la frecuencia con la que tomamos los hidratos de carbono de índice glucémico alto. La realidad es que estamos comiendo niveles altos y repetidos de hidratos de carbono de índice glucémico alto (desfavorables): cereales procesados, alimentos con alto contenido en almidón como la pasta, pan blanco, patatas, bebidas gaseosas, golosinas, alimentos refinados, procesados con azúcares añadidos…
  2. Las grasas, aunque tienen mala fama, son imprescindibles para la vida, para un buen funcionamiento físico y mental. Tienen función energética, estructural (el cerebro en gran parte, es grasa), y metabólica, importantes en la comunicación celular. Pero no todas tienen la misma calidad, debemos evitar las grasas saturadas que aumentan el riesgo cardiovascular, como las carnes rojas y productos lácteos con alto contenido graso como quesos cremosos, leche y yogurt entero. Los ácidos grasos omega 6 como el aceite de semilla, de girasol, de soja y maíz son pro inflamatorios. Las grasas trans, son grasas artificiales, que están relacionadas con riesgo cardiovascular y cáncer, entre ellas comidas procesadas, bollería industrial, margarinas, patatas fritas…
  3. Las proteínas, los grandes consumidores de carnes rojas, con alto contenido en sal, supone una gran carga para el riñón. El exceso de proteínas acelera el envejecimiento.
¿Qué alimentos son favorables en la dieta?
  1. Los hidratos de carbono favorables son los de índice glucémico bajo: verduras, hortalizas, frutas y legumbres (en pequeñas porciones).
  2. Las grasas mono insaturadas, el más conocido es el ácido oleico. En España tenemos el aceite de oliva, el cual debe de ser de calidad virgen extra, el aguacate, que baja el nivel de colesterol y presión arterial, además previene el alzhéimer, y los frutos secos (nueces) tomados con moderación.
  3. Los ácidos grasos omega 3, el más conocido el linoleico. Son fundamentales para el funcionamiento cerebral y visual, antiinflamatorios y antitrombóticos. Son fuente de ácidos grasos omega 3: pescado azul, aguacate, frutos secos, aceite de lino…
  4. Proteínas, con ellas ingresamos aminoácidos que tienen una función estructural: son nuestros ladrillos. Hay que repartir la ingesta de proteínas de alta calidad: carne magra, pescado, soja y huevo, en todas las comidas y en cantidades moderadas.

¿POR QUÉ NOS CONSIDERAN UNA DE LAS CLÍNICAS DE REFERENCIA EN SEVILLA PARA TRATAR LA OBESIDAD?

Para empezar a luchar contra la obesidad, hay que conocer las causas que la provocan. La obesidad infantil es un problema de salud y educacional. Si desde pequeños educamos a los niños en la alimentación, desarrollarán menos enfermedades cardiovasculares.

Los tres factores que llevan a la obesidad son la dieta, el sedentarismo y las horas de sueño (dormir mal produce una alteración hormonal).

En la Clínica Dra. García enseñamos a llevar un estilo de vida saludable, con dieta y acompañado de tratamientos anticelulíticos y drenantes.

La mala alimentación, es decir, llevar una dieta inflamatoria, está relacionada con las enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II, hipertensión arterial, artritis reumatoide e incluso cáncer, hay un doble riesgo de desarrollar cáncer colorrectal.

¿CÓMO PREVENIR TODAS ESTAS ENFERMEDADES?

En nuestros tratamientos para perder que llevamos a cabo en nuestra consulta en Sevilla, orientamos a los pacientes con buenos hábitos alimenticios. En la primera fase:

  1. Eliminamos de la dieta hidratos de carbono de absorción rápida, refinados: pasta, arroz, patatas, harinas, pan…
  2. Eliminamos grasas saturadas, trans, comida rápida, bollería industrial y margarinas.
  3. Dieta rica en frutas, verduras y hortalizas:
    – Frutas tropicales (mango, papaya…), frutos rojos con gran poder antioxidante: arándanos, frambuesas, moras…). Debemos tomar tres raciones de fruta al día.
    – Verduras y hortalizas (evitar hojas anchas si hay retención de líquidos.)
  4. Fuentes de omega 3:
    – Frutos secos, sobre todo nueces cuando tengas hambre.
    – Aceite de oliva virgen extra, dos cucharadas soperas al día.
    – Pescado azul 2-3 raciones a la semana (atún, salmón, sardinas, caballas, arenques…)
    – Aguacate, uno a la semana.
  5. Carne de pollo, pavo y/o conejo. Evitar carnes rojas.
  6. Yogurt natural ecológico acompañado con frutos rojos, chía, avena, quinoa, frutos secos… Es una buena forma de terminar el día.
  7. Té verde, anticancerígeno y antioxidante.

Además, recomendamos no tomar fruta ni carbohidratos a partir de la 18:00 h de la tarde.

mango

Acompañando a la dieta, recomendamos añadir aminoácidos para que no haya una descompensación en el ciclo de krebs, esto te ayudará a eliminar la ansiedad, metabolizar las grasas, bajar volumen, estimular la formación de colágeno y evitar la flacidez añadida a la pérdida de peso.

Si todo ello lo acompañamos de ejercicio físico moderado 3 días a la semana, o caminar una hora al día a paso rápido, y tratamientos alternativos, el resultado es 10:

  1. Ultrasonidos cavitacionales CONTRAGE con presoterapia para drenar y bajar volumen.
  2. Radiofrecuencia Accent. Es uno de los mejores tratamientos que existen en la medicina estética no invasiva para devolverle a los tejidos su firmeza, gracias a la generación de colágeno nuevo y la contracción del ya existente.
  3. Mesoterapia y carboxiterapia para mejorar la celulitis y piel de naranja.
  4. Deep Slim: última tecnología incorporada a la Clínica. HIFU de alta intensidad acompañado de ultrasonido para tratar la grasa localizada y remodelación corporal.